RSS

Archivo de la etiqueta: viñetas de El Roto

El periódico, una especie en extinción

Primera y última edición de La Voz de Asturias. Fuente: http://www.lavozdeasturias.es

Basta, se acabó poner la excusa del cambio estructural en el Periodismo. Uno se levanta por las mañanas, enciende el ordenador con miedo y aparece la noticia de otro periódico al que la corriente de la crisis se ha llevado por delante. En esta ocasión ha sido La Voz de Asturias. El balance de periódicos desaparecidos ha pasado a medirse como en aquellas viejas películas, en las que el jefe de la milicia local anotaba cada día en una pizarra el número de soldados muertos en la guerra. Un periódico que se pierde no es una anécdota más que anotar en Wikipedia, porque cada cierre de un medio de comunicación es un paso atrás en la libertad de expresión. Una servidora está empezando a hartarse de mentar la palabra crisis en cada conversación, pero es que estamos perdiendo la batalla. Se nos están muriendo un medio tras otro en una guerra que nunca hemos alcanzado a comprender, pero que está tan avanzada que hemos perdido la noción de quién es el enemigo, como en las guerras más duras. Y no estamos sobrados de calidad periodística en este país como para que vayan desapareciendo periódicos.

El Consejo de Gobierno de ayer nos ha regalado temas de conversación para toda la semana. Entre ellos, el enorme paso atrás que acabamos de dar con RTVE. Así, gratuitamente (aunque siempre hay quien lo celebra). Las semanas surrealistas se están haciendo irritablemente habituales y estamos perdiendo el Norte, el Sur, el Este y el Oeste. No es precisamente el Siglo de Oro del Periodismo español.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 21 de abril de 2012 en Platos preparados, Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El horizonte

El Roto, 31 de marzo de 2012, 'El País'.

Los huevos de Pascua esperan nerviosos en la bandeja de la pastelería, pero no estamos para grandes celebraciones. Son malos tiempos. No se trata del discurso más pesimista, sino que son tiempos realmente malos. Tras décadas de inculcar a los pequeños los sueños de un futuro mejor, los mayores ya no saben qué contarnos para obviar el hecho de que no hay un futuro mejor. De hecho, la línea del horizonte se está desvaneciendo y apenas se percibe, oculta tras la nube negra de la crisis, que le ha cogido gusto a llover. Esta vez hemos llegado demasiado lejos. Están empezando a pasar cosas que jamás habíamos imaginado y que nos hunden más en el generalizado sentimiento de rabia provocado por la nube negra, que no se va. La de Economía se ha convertido en la sección más leída de los periódicos y la infografía, en una herramienta imprescindible para los periodistas, que, abrumados ante tantas cifras, respiran hondo al llegar a la redacción y echan mano de ilustraciones y mapas para intentar resumir, traducir y explicarnos qué está pasando. Con la que está cayendo, las palabras se quedan cortas.

En Periodismo existe una norma, algunas veces no escrita, que exige prudencia a la hora de publicar noticias sobre suicidios, debido a que la Psicología ha demostrado en numerosas ocasiones que pueden incitar a potenciales suicidas a imitar la actuación del primero. Hay ocasiones, sin embargo, en que es necesario contarlo. Esta semana, el suicidio de un jubilado en Grecia nos ha robado el aliento. Sus razones, bastante deducibles, se concretaron en la nota escrita a mano que llevaba guardada en un bolsillo del pantalón. Soy jubilado. No puedo vivir en estas condiciones. Me niego a buscar comida en la basura. Por eso he decidido poner fin a mi vida, decía. Los indignados griegos se manifestaron ante el Parlamento bajo el lema No nos acostumbraremos a estas muertes. No lo haremos. No nos acostumbraremos a no tener horizonte.

Son malos tiempos: los grandes maestros nos están dejando solos para afrontar una crisis que no tenemos realmente claro cómo llegó y que se ha convertido en el epicentro de nuestras vidas. Gracias a gente como Antonio Mingote hemos sabido sobrellevarla con humor, pero ahora que se ha marchado casi sin avisar solo nos queda estar agradecidos por haber podido disfrutar de él y de sus viñetas. Definitivamente son días malos. Días tristes, tal vez.

Eso sí, lo importante es no olvidarnos de esto:

 
9 comentarios

Publicado por en 6 de abril de 2012 en Platos preparados

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,