RSS

El horizonte

06 Abr

El Roto, 31 de marzo de 2012, 'El País'.

Los huevos de Pascua esperan nerviosos en la bandeja de la pastelería, pero no estamos para grandes celebraciones. Son malos tiempos. No se trata del discurso más pesimista, sino que son tiempos realmente malos. Tras décadas de inculcar a los pequeños los sueños de un futuro mejor, los mayores ya no saben qué contarnos para obviar el hecho de que no hay un futuro mejor. De hecho, la línea del horizonte se está desvaneciendo y apenas se percibe, oculta tras la nube negra de la crisis, que le ha cogido gusto a llover. Esta vez hemos llegado demasiado lejos. Están empezando a pasar cosas que jamás habíamos imaginado y que nos hunden más en el generalizado sentimiento de rabia provocado por la nube negra, que no se va. La de Economía se ha convertido en la sección más leída de los periódicos y la infografía, en una herramienta imprescindible para los periodistas, que, abrumados ante tantas cifras, respiran hondo al llegar a la redacción y echan mano de ilustraciones y mapas para intentar resumir, traducir y explicarnos qué está pasando. Con la que está cayendo, las palabras se quedan cortas.

En Periodismo existe una norma, algunas veces no escrita, que exige prudencia a la hora de publicar noticias sobre suicidios, debido a que la Psicología ha demostrado en numerosas ocasiones que pueden incitar a potenciales suicidas a imitar la actuación del primero. Hay ocasiones, sin embargo, en que es necesario contarlo. Esta semana, el suicidio de un jubilado en Grecia nos ha robado el aliento. Sus razones, bastante deducibles, se concretaron en la nota escrita a mano que llevaba guardada en un bolsillo del pantalón. Soy jubilado. No puedo vivir en estas condiciones. Me niego a buscar comida en la basura. Por eso he decidido poner fin a mi vida, decía. Los indignados griegos se manifestaron ante el Parlamento bajo el lema No nos acostumbraremos a estas muertes. No lo haremos. No nos acostumbraremos a no tener horizonte.

Son malos tiempos: los grandes maestros nos están dejando solos para afrontar una crisis que no tenemos realmente claro cómo llegó y que se ha convertido en el epicentro de nuestras vidas. Gracias a gente como Antonio Mingote hemos sabido sobrellevarla con humor, pero ahora que se ha marchado casi sin avisar solo nos queda estar agradecidos por haber podido disfrutar de él y de sus viñetas. Definitivamente son días malos. Días tristes, tal vez.

Eso sí, lo importante es no olvidarnos de esto:

Anuncios
 
9 comentarios

Publicado por en 6 de abril de 2012 en Platos preparados

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

9 Respuestas a “El horizonte

  1. Rakel Rocker

    6 de abril de 2012 at 11:52

    Me encanta, Elena!! Un texto precioso, en la forma y en el mensaje. Me encanta el final aludiendo a Mingote… bien lo merece! Enhorabuena ^^

     
  2. lacocinadelelefante

    6 de abril de 2012 at 12:22

    Muchas gracias 🙂

     
  3. Celia

    6 de abril de 2012 at 15:26

    Amén

     
  4. 505gonza

    6 de abril de 2012 at 21:12

    ¡Oh! ¡Muy bueno Elena!

     
  5. lacocinadelelefante

    7 de abril de 2012 at 09:43

    🙂

     
  6. Nemaúl

    12 de abril de 2012 at 18:47

    Se me han puesto los pelos de punta Elena, este es uun post de los que calan hondo, un abrazo vallisoletana!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: